Cuento de hadas

Nadie Nos Entiende

¿Cuándo perdí la capacidad de soñar?
¿Dónde quedó esa magia que me blindaba ante los problemas?
La inocencia, la fe y una fortaleza extraordinaria
¿Dónde está la Luz de la Luna en estas noches sin sentido?

Siempre hay una etapa en la que el dolor y los miedos nos hacen blindarnos, escondiendo esa parte soñadora e invencible, llena de ilusiones, seguridad en uno mismo y valoración propia. Bajo la cortina de la madurez nos solemos presentar serios, como grandes empresarios que no son más que marionetas de un sistema que exprime nuestros mejores momentos, bajo la excusa de la felicidad como competencia entre nosotros. Con el paso -y el peso- de los años, nos olvidamos de aquellos cuentos y esa fortaleza física y mental que de pequeños todos podíamos explotar. Muchas veces me he preguntado, ¿por qué no vivir con la simpleza de un dibujo hecho con crayolas de…

Ver la entrada original 461 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s